Pensamos mucho en lo que significa la cerámica para nosotras y que no siempre es fácil de contar: el lento proceso, el trabajo manual, la imprecisión del esmalte, los nervios del horno, las esperas….y que el resultado de todo es hermoso, a pesar de ser muy frágil.
Entonces decidimos buscar a alguien que entendiera sobre la caducidad de las cosas y el paso del tiempo, y le pedimos que interpretara nuestro mundo desde el suyo.
El resultado son estas fotos tan bonitas que Alberto Galvache ha hecho de nuestras cosas en entornos aún más frágiles y que muestran una de nuestras motivaciones más importantes: Hacer cosas muy bonitas y delicadas, pero con intención de permanecer para siempre.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe periódicamente noticias sobre eventos, ofertas y novedades de tánata.
Lo prometemos, no seremos pesadas ;) 

Fenomenal, ya te has suscrito :)